Aplicar degradados, trazos y pinceles a textos en Illustrator

Aplicar degradados, trazos y pinceles a textos en Illustrator

En Illustrator es fácil aplicarle un pincel a un trazado dibujado vectorialmente, o colorearlo con un degradado (en lugar de con un color sólido). En cambio, esto mismo se diría que no se puede hacer cuando se trata de un texto, pues se le puede poner cualquier color sólido de la paleta de las muestras, pero cuando se escoge un degradado el texto se queda en negro, como si lo que realmente se hubiera escogido fuera el color negro sólido en lugar de un degradado.

Lo mismo ocurre a la hora de aplicar un pincel: si se trata de trazado basta con tenerlo clicado en el Lienzo y escoger uno de los pinceles que contiene el panel Pinceles. Pero si lo que está clicado en el Lienzo es un texto, parece que no hay forma de que ese texto pueda llegar a tener aplicado algún tipo de pincel.

Así que a priori, podría parecer que cuando se trata de un objeto de texto, no hay forma de poder realizar estas dos acciones tan sencillas, y que la única solución es convertir ese texto en trazados. Pero si un objeto de texto deja de ser un texto auténtico y pasa a ser un conjunto de trazados, ya no se le pueden editar las características propias del texto, tales como la fuente tipográfica, el peso (negrita, cursiva, condensado…), el tracking, el kerning, etc.

Pero el quid de la cuestión radica en que se pueden aplicar degradados y pinceles a un texto, sólo que para ello hay que acudir al panel Apariencia (teniendo ese texto clicado en el Lienzo); de manera que el texto puede estar coloreado con un degradado y tener aplicado un pincel, sin que deje de ser un objeto de texto (y no unos trazados que tienen forma de letras); con lo cual, se puede seguir trabajando como cualquier otro objeto texto.

 

Antes de continuar, téngase en cuenta que todas las imágenes de ejemplo se han tomado teniendo la configuración de paneles Aspectos esenciales clásicos, la cual se carga yendo menú Ventana > Espacio de trabajo > Aspectos esenciales clásicos. Para asegurarse de que esta configuración de paneles no haya sufrido ningún cambio con respecto a cómo es en origen, hay que volver al menú Ventana > Espacio de trabajo > Restaurar Aspectos esenciales clásicos.

 

 

Aplicar un color degradado

 

Con la herramienta Selección clicamos en el Lienzo el objeto de texto, y acudimos a la barra Control para elegir la muestra [Ninguno] como color de Relleno.

Ahora se nos queda el objeto de texto invisible, pero no será por mucho tiempo. Es necesario quitar el Relleno que inicialmente tenga el texto porque vamos a añadir otro nuevo, y hay que evitar que éste pueda verse obstaculizado por cualquier otro que hubiera en origen.

 

Entonces vamos al panel Apariencia, y allí se clica sobre el botón Añadir nuevo relleno. Desde ese nuevo Relleno  se podrá aplicar un degradado.Ese degradado se puede trabajar como cualquier otro degradado: utilizando la herramienta Degradado y el panel Degradado para que cada uno configure los colores a su gusto.

 

Al añadir el nuevo Relleno en el panel Apariencia, se ha añadido también un nuevo Trazo, pero éste no es visible porque tiene asignada la muestra de color [Ninguno]. Aunque esto no es impedimento para clicar sobre ese Trazo y asignarle el color que uno quiera, ya se trate de un color sólido o de un degradado.

Teniendo coloreado el Trazo del panel Apariencia, se puede ocultar el Relleno asignándole la muestra [Ninguno]; y dado que el primer paso de todo este proceso fue aplicar el color [Ninguno] al Relleno original del texto, el resultado que es que el interior del texto pasa a estar vacío/transparente, de modo que sólo queda a la vista el borde de las letras.

 

Aplicar un pincel al Trazo de un texto

 

A un texto no se le puede aplicar directamente ninguno de los pinceles del panel Pinceles, porque primero hay que ir al panel Apariencia y añadirle un nuevo Trazo.

Luego, teniendo clicado el objeto de texto en el Lienzo (con la herramienta Selección), y además, teniendo clicado el Trazo que se ha añadido en el panel Apariencia, se va al panel Pinceles, y se clica sobre el pincel que se quiera aplicar al texto.

Algunos pinceles pueden tomar el color que se haya elegido para el Trazo y otros no. Por ejemplo, el pincel Carboncillo – Desvanecer puede adoptar cualquier color sólido, pero no un degradado. Por eso en la imagen de arriba el pincel se muestra de color negro sólido a pesar de que el color del Trazo es un degradado. Esto pasa independientemente de que el pincel esté aplicado a un texto o a un trazado. En el caso de que se quisiera aplicar un pincel de color degradado, habría que crear expresamente ese pincel, pero la explicación de cómo hacerlo excede el propósito de este artículo.

 

Volviendo al tema que nos ocupa, clicando en la esquina inferior izquierda del panel Pinceles, se pueden cargar más pinceles de la biblioteca de pinceles de Illustrator, y así tener más “repertorio” para aplicar al texto.

Por descontado, el Relleno añadido en el panel Apariencia puede tener un color (tanto sólido como degradado), y se puede cambiar la superposición del Relleno respecto al Trazo, de manera que el Trazo quede por encima del Relleno

… o que el Trazo asome por detrás del Relleno.

 

Hacer que el Trazo rodee al texto

 

También se puede agregar un segundo (y un tercer, un cuarto…) Trazo al texto, y hacer que ésos nuevos Trazos “rodeen” cada carácter. Así que, como siempre, con el texto clicado en el Lienzo con la herramienta Selección, se va al panel Apariencia y se clica sobre el botón Añadir nuevo trazo.

Entonces, con ese nuevo Trazo seleccionado en el panel Apariencia, hay que ir al menú Efecto > Trazado > Desplazamiento. Se abrirá un cuadro de diálogo, donde si el valor del parámetro Desplazamiento es negativo, ese segundo contorno quedará por dentro de los caracteres; pero si el Desplazamiento es positivo, el segundo contorno englobará a los caracteres por fuera.

Al utilizar un valor de desplazamiento positivo, el Trazo que rodea cada letra se solapa sobre las letras que tienen al lado, y esto (en general) queda estéticamente mal. Para solventar esto, después de aplicar el efecto Desplazamiento, se vuelve al menú Efectos > Buscatrazos > Añadir.

Por descontando que se pueden añadir tantos Trazos como uno quiera, y hacer que engloben el texto a diferentes distancias. Y por supuesto, el Trazo que está englobando un texto puede tener aplicado un pincel.

Pues esto es todo por este post, ¡hasta el siguiente!

Escribe un comentario