Calco manual en Adobe Illustrator

Calco manual en Adobe Illustrator

Hola a tod@s,

 

Illustrator tiene una opción llamada Calco de imagen (que se encuentra en el menú Objeto > Calco de imagen), mediante la cual el programa recrea con trazados una imagen que originalmente está compuesta por píxeles (ya se trate de un archivo .jpg, .tiff, .png, …).

 

Ahora bien el calco automatizado de Illustrator no hace todo el trabajo, y desde luego no hace milagros; de manera que según la imagen que se quiera vectorizar, se acaba antes dibujando directamente los trazados uno mismo, en un proceso que se asemeja al calco con papel cebolla: donde se tiene de base la imagen a calcar, y por encima, en una especie de papel transparente digital, dibujamos con la pluma y el resto de herramientas vectoriales.

 

 

Los pasos para preparar un documento para calcar una imagen, son los siguientes:

 

1) Una vez abierto Illustrator, creamos un archivo nuevo, yendo al menú Archivo > Nuevo… En esta fase tan inicial, las dimensiones del archivo no tienen importancia. Lo que tenemos que tener claro es si el proyecto acabará impreso o se verá en una pantalla. Pero ante la duda, escogeremos alguna de las opciones para impresión, de manera que si el proyecto acaba impreso hemos acertado; y si no, Illustrator ofrece múltiples opciones exportar nuestros trazados para que acaben en web, móviles y/o tablets. En el ejemplo se selecciona un tamaño A4.

 

 

 

2) Inmediatamente después de crear el documento vamos al menú Archivo > Colocar… (Shift-Control-P en PC, Shift-Command-P en Mac). Navegamos por el disco duro y escogemos la foto que queremos calcar.

 

 

 

3) Justo después de haber clicado en el botón Colocar, del puntero del ratón queda como “colgando” el archivo que hemos elegido. Si clicamos en cualquier lugar de la mesa de trabajo (en el ejemplo se ha clicado en el centro), la imagen de píxeles se colocará a su tamaño real. Por contra si pinchamos y arrastramos, la imagen se colocará al tamaño que decidamos agrandar/arrastrar el ratón.

 

En principio haremos click para que se ponga a su tamaño real, pues en principio una imagen de unos 2000×2000 píxeles será bastante más grande que un lienzo A4. Y ya nos está bien que la imagen sea lo más grande posible, para trabajar así cómodamente los detalles. Como lo que vamos a generar es una imagen vectorial, al final podremos re-escalarla a mayor o a menor, sin que se pierda calidad.

 

 

 

4) Ahora cogemos la herramienta Mesa de trabajo (si no la encontráramos en la barra de herramientas, accedemos a ella pulsando Shift-O). Entonces, en la barra Control, del menú desplegable Seleccionar ajuste prestablecido, se escoge Encajar en límites de la ilustración. También se puede acudir al panel Propiedades, donde también se encuentra el menú desplegable Seleccionar ajuste prestablecido.

 

 

 

NOTA: Si no se encuentra ninguno de los paneles referidos, ya sea la barra Control, o Propiedades, o el que sea, se puede acudir al menú Ventana de la aplicación, tenemos el listado de todos los paneles para seleccionar el que necesitemos.

 

 

5) Para ver toda la imagen de una vez, vamos al menú Ver > Encajar mesa de trabajo en ventana. Dejamos la herramienta Mesa de trabajo, y volvemos a la herramienta Selección (cuyo atajo de teclado es la V).

 

Vayamos al panel Capas, para hacer doble clic sobre el icono/miniatura de la única capa que hay (de nombre Capa 1). Entonces se abre el cuadro de diálogo Opciones de capas, y allí hacemos varias “gestiones”: cambiamos el nombre a “Muestra”, Referencia”, o similares; clicamos la casilla Plantilla, y el valor de Atenuara imágenes hasta, lo ponemos en 100%.

 

 

 

6) Ahora la única capa del documento está en modo Plantilla (el icono de visibilidad de la capa en lugar de ser un ojo, normal es un rectángulo), pero no trabajaremos en ella, así que crearemos una nueva capa, para ello podemos clicar en el icono Crear nueva capa (la hoja doblada por la esquina inferior izquierda), o ir al menú del panel Capas, y allí escoger la primera opción: Nueva Capa… A medida que vayamos dibujando, iremos creando tantas capas como consideremos necesarias.

 

 

 

Como tenemos la imagen de referencia en la capa en modo Plantilla (la cual por cierto, siempre tiene que ser la capa de más abajo), en cualquier momento podemos pulsar la combinación de teclas Control-Y (Comando-Y en Mac), para que sólo se nos muestren los trazados que hemos dibujado como unas finas líneas negras, que nos permiten ver claramente la imagen de referencia, para poder comparar la muestra con nuestro dibujo vectorial. Volviendo a pulsar Control-Y (Comando-Y en Mac), volvemos a ver nuestros vectores con sus colores, grosores de trazo, y otros cambios en su apariencia. El trazado vectorial que se muestra en las imágenes de ejemplo bajo estas líneas, debo agradecérselo a Daliana Amaya, excelente alumna ¡y mejor persona!

 

 

Por último, en el caso que de una vez acabado el dibujo, haya que re-escalarlo, habrá que acudir a la Preferencias de Illustrator, que en el caso de PC se encuentran en el menú Edición > Preferencias > Generales… y en el caso de Mac se encuentran en el menú Illustrator > Preferencias > Generales… El atajo de teclado es Control-K en PC o Comando-K en Mac. En la ventana que se abre, deben clicarse las casillas Escalar vértices y Escalar trazos y efectos. En el caso de haber empleado alguna muestra de motivo, también sería interesante activar la casilla Transformar azulejos. De esta manera, cuando se agrande o reduzca el dibujo, los atributos de su apariencia también aumentarán o disminuirán proporcionalmente.

 

 

 

Pues esto es todo por este post. Espero que os haya resultado de ayuda o interés. ¡Saludos!

2Comentarios

  • gemma
    29/01/2020

    Así da gusto aprender, cuando te explican todo paso apaso. Gracias David

Escribe un comentario