Cinco pautas para realizar un encargo

Cinco pautas?

Podríamos haber usado “reglas” o “normas”, pero de alguna forma el término “pauta” tiene el matiz implícito de que, si bien no es absolutamente obligatorio, es recomendable y adecuado.

Cuando realizamos un encargo tenemos que tener en cuenta que estaremos plasmando la idea que está en la cabeza de otra persona. Tanto como si es un trabajo de arquitectura como si es un personaje animado, debemos entender el propósito que va a tener el trabajo. Lo que intenta comunicar.

Este ejercicio de “saber lo que otro quiere” no es nada fácil y a menudo es generador de controversia. Por eso es nuestro deber protegernos y proteger a nuestros clientes, dotándonos de toda la información posible.

Un encargo es un trabajo puntual en el que en la mayoría de los casos nos lo pide una persona que no se relaciona demasiadas veces con nosotros y que sólo puede que tenga ese trabajo para llegar a conocer cómo es nuestra forma de trabajo.

Estas pautas pueden ser aplicadas , tanto si se trata de un trabajo de 3D como si fuera cualquiera de los otros trabajos artísticos a los que uno se pueda dedicar. Yo haré referencia al 3D porque es lo que hago, pero sentirse libres de remplazar el término “render” por fotografía, pintura, manualidad, obra musical, animación, o cualquier concepto  que describa mejor la actividad de cada uno.

Sin más preámbulo aquí tenemos, de todas las que pueden haber, cinco pautas que nos ayudarán a cumplir un encargo con el menor índice  de contratiempos.

Pauta I: Delimita el trabajo.-

16-Limits

 

Las personas podemos tener muchas ideas. Lo importante es poder concretarlas en un grupo de acciones que se puedan dar por finalizadas. Debemos saber cuál es el objetivo para poder llegar a él.

Esta es una tarea difícil, pero no imposible. Puntualizar lo que se persigue  es vital. Toda creación artística  puede considerarse eterna, porque siempre se puede mejorar. Pero El establecer lo que se considera como final aceptable es necesario.

  1. En el caso de los renders:
  2. Render estático o render animado
  3. Dimensiones del render
  4. Formato de entrega (jpeg, avi, etc)
  5. Número de renders o de tomas

Pauta II: Encuentra Referencias.-

hand_reference_by_vmillzy-d6zzm91

No importa que tan nueva pueda parecer una idea siempre tendrá que poder ser expresada de forma que sea reconocible para el resto de la gente. Tener referencias de lo que se quiere llegar a realizar es indispensable.

“Es una silla de cuero”  o “es un personaje con escamas” El cuero está presente en otro tipo de muebles y las escamas están sobre muchos tipos de animales.  Fotos, descripciones literarias o incluso bocetos a mano. Tanto para un trabajo ajeno como propio es necesario tener una aproximación de lo que puede llegar a parecerse.

Pauta III: Estima tiempos.-

111359-time-goes-by

En especial este aspecto Requiere un poco de ajuste a medida que vamos adquiriendo experiencia. Debemos ser conscientes del tiempo que nos toma realizar un trabajo. Es la finalidad del cliente que terminemos un encargo    en el menor tiempo posible. Para su satisfacción nuestro objetivo es el mismo (al fin y al cabo mientras antes terminemos antes cobraremos o pasaremos al siguiente trabajo), con el matiz de que esta eficiencia no debe alterar nuestra forma normal de hacer las cosas.

Por supuesto que se puede aceptar algo que nos haga trasnochar de vez en cuando, pero no debe ser la regla. De esa forma nos agotamos más rápidamente y un trabajo creativo requiere que le pongamos todo el entusiasmo posible.

Pauta IV: Concede Revisiones.-

Pautas

Si eres capaz de atinar con los gustos de tu cliente a la primera, felicidades!, es que has tenido mucha suerte.

La mayoría de las veces los clientes no estarán  ni de cerca contentos con lo que les presentas por primera vez.

Será más que normal que debas hacer el trabajo unas cuantas veces.

Sabiendo esto de antemano es una ventaja. Propón siempre la opción de revisar el trabajo unas tres veces, por ejemplo.

El hecho de que comuniques que piensas tomar en cuenta las correcciones  del cliente es signo de que pretendes darlo todo por el trabajo y de que tomas en serio la idea que se te ha propuesto.

Esto tiene dos situaciones extremas que hay que hay que evitar.

1.- Las revisiones no son nuevos conceptos. Se supone que todo ya está planeado. No es lo mismo cambiar el color de una pared que remplazar un mueble por otro. El cambio de color es un cambio menor, mientras que puede que el mueble nuevo no esté en tu poder y debas construirlo. Eso es mucho más tiempo. Además, de todas las revisiones el resultado que se entrega  sólo tiene que ser uno.

2.- Haz hincapié en el número de revisiones. El trabajo no puede ser eterno y hay tiempos que se deben cumplir.

Pauta V: Dale valor a tu trabajo

0bd1d6e

El cliente es muy hábil para crear un concepto novedoso y una forma diferente de ver la vida. Y nosotros somos hábiles porque de alguna forma debemos ser los primeros en darle cara y mostrarla al mundo.

Procurar que cada trabajo que nos encargan sea una pieza fundamental de orgullo y realización, es lo que se busca.

No todos los trabajos saldrán al 100%, pero tenemos que esforzarnos por tener la tranquilidad de que hemos dado todo lo que hemos podido.

Las otras cuatro pautas son el preámbulo a esta quinta. Preparación es la clave para que todo salga bien.

Nunca nos libraremos de improvisar un poco ni de parchar alguna cosa, pero tendremos que improvisar y parchar muy poco si somos precavidos.

Como podemos ver, no es una lista de cosas que nadie no haya oído alguna vez. Es sólo que quizás ahora juntas tengan un poco más de sentido.

El trabajo creativo es una extensión de la personalidad, y como sucede con la personalidad  no queremos criar una nociva y negativa.

Hay muchas cosas más que se pueden hacer para hacer de un encargo una experiencia enriquecedora y beneficiosa. Pero si de alguna forma podemos empezar por alguna de estas cinco, habremos ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *